Los 5 hábitos para mejorar tu trading

Los 5 hábitos para mejorar tu trading

Alguna vez te has preguntado, ¿Cuáles son los pilares básicos de un trader de forex profesional?. ¿Cómo hace para que su cuenta de trading crezca y crezca a lo largo del tiempo? El trading y ser trader de divisas, más concretamente, es una profesión complicada. Pero en el artículo de hoy te desvelo cuales son los 5 hábitos para mejorar tu trading y mejorar tus resultados.

Si estás leyendo este artículo, sin darte cuenta, estás poniendo en práctica uno de los hábitos que te explicaré a continuación. Mi enhorabuena, vas por el buen camino hacia la consistencia.

Aquí no importa la estrategia que utilices, los mercados o pares de divisas en los que operes, si tu operativa es intradiaria o realizas inversiones más a medio plazo. Eso sí, debes incluir una serie de pautas que te hagan pasar al lado de los traders consistentes e incrementen tus resultados.

Debes saber que no te voy a enseñar el santo grial porque te diré algo, no existe. Tampoco hay ningún curso que te enseñe a conocerte a ti mismo, cómo te afectan tus emociones a la hora de operar en bolsa. Pero, vamos a mejorar tu trading con unos simples pasos que aún pareciendo obvios, sólo los traders de éxito cumplen.

 

1.- Ser disciplinado, esto es un trabajo

En el trading al igual que en muchas facetas de la vida, hay que tener una cosa clara, sin trabajo duro y esfuerzo no se consigue nada. Por ello debemos trabajar todos los días, no vale hoy no opero porque estoy cansado, o simplemente no me apetece porque ayer gané con la última operación. Tenemos que ser disciplinados, establecer un horario de trabajo y cumplirlo.

En el trading, hay que tener una cosa clara, sin trabajo duro y esfuerzo no se consigue nada Clic para tuitear

Establecer una rutina es parte del éxito, con ella seremos más eficaces y eficientes en nuestra operativa. De nada nos sirve realizar miles de análisis técnico, estudiar el mercado en profundidad durante horas, contar con una estrategia sólida, si luego no vamos a ser disciplinados.

 

2.- Tener siempre la probabilidad a nuestro favor

¿Realmente piensas que las manos fuertes, los grandes bancos, siempre ganan en el mercado Forex?

Por supuestos que no.

Al final, en el trading de divisas, todo se reduce a números y estadística. No existe el santo grial, ni la estrategia que acierte el 100% de las ocasiones.

Para que una estrategia sea ganadora a largo plazo debe reportar una esperanza matemática positiva, es indispensable. Si no, nuestro sistema pierde dinero estadísticamente y monetariamente hablando, ¿Para qué vamos a entrar en el mercado sabiendo de antemano que nuestra estrategia no funciona? Por ende, la base de cualquier sistema es saber dos aspectos básicos:

1.- Porcentaje de acierto de mi sistema: cada vez que salgo y entro del mercado, mis operaciones me arrojan un resultado ¿cuántas son ganadoras y cuántas son perdedoras?

2.- Calcular el ratio de pérdida-ganancia (P/G): De nada me sirve tener un sistema que acierta el 80% de las veces si en la operación que pierdo, pierdo seis veces una operación buena.

Estos dos conceptos van muy relacionados entre sí, ya que a menor porcentaje de acierto, tengo que obtener un mayor ratio P/G. Y por el contrario un mayor porcentaje de acierto necesitará un ratio pérdida-ganancia menor para que mi esperanza matemática sea positiva.

 

3.- Dejar a un lado las emociones

Sin duda la parte más importante del trading y nuestra operativa, el Psicotrading. No olvidemos que todos tenemos, pero a diferencia de otro trabajo, aquí hay que dejarlos a un lado. Diferentes traders con la misma estrategia y operando el mismo mercado pueden obtener resultados diferentes. Esto es sólo debido a cómo le afectan las emociones a cada uno de ellos.

Operar en los mercados financieros no se trata de corazonadas, que nos salte un stop no es mala suerte, ponernos eufóricos porque conseguimos llegar a nuestro objetivo, no nos beneficia en absoluto. ¿Quieres realizar un trading de éxito? Deja a un lado tus emociones y limítate a ejecutar tu estrategia, definiendo tu nivel de entrada y salida del mercado, y cuando se cumplan las condiciones… ¡Hazlo!

4.- Formación constante

Los mercados están en constante cambio, todo evoluciona muy deprisa. Hasta hace unos años no habíamos escuchado hablar del trading cuantitativo y hoy en día está en boca de todo el mundo.

Con esto no quiero decir que cambiemos de estrategia constantemente, sino que estudiemos al mismo, que veamos los nuevos indicadores, que tengamos curiosidad por aprender, por descubrir, por crear nuevas estrategias, establecer nuevos desafíos…

Y sobre todo, probad, probad y seguir evolucionando. No es opcional, es una obligación en este mundo.

 

5.- Llevar una buena gestión monetaria

Nuestro capital es nuestra materia prima, nunca debemos de olvidarnos de esto. Imagina por un segundo que el dueño de un restaurante se levanta un día y se pone a quemar su propio restaurante. No tiene sentido, ¿verdad? Pues entonces, ¿por qué entramos al mercado sin una buena gestión monetaria y ponemos en riesgo nuestro capital en una, dos, tres o diez operaciones? ¿Por qué vamos encendiendo cerillas dentro del restaurante?

Debemos entrar en el mercado de acuerdo a nuestra gestión monetaria, en función del capital con el que contamos, apalancamiento de nuestra cuenta de trading, etc. Recuerda siempre, sin restaurante no podemos ganar dinero. Vamos a utilizar los stops loss, pueden ocurrir miles de cosas en el mercado y que se desplome la cotización como en el caso de la libra esterlina después de confirmarse el Brexit.

Antes de entrar en cualquier operación tú gestión monetaria te debe indicar cuanto estas dispuesto a perder en esa orden. Hoy en día es muy fácil colocar ordenes de stop loss en metatrader 4, visual chart, etc. No te olvides de colocarlas.

Aquí concluye mi parte, yo sólo puedo mostrarte la puerta. Te dejo a ti lo mejor, atravesarla y comenzar a recorrer el camino.  No será fácil pero recuerda…

 

Como dijo Walt Disney “La diferencia entre ganar y perder a menudo consiste en no abandonar”

Psicotrading: El Gran Olvidado

Y cuando decides entrar en una operación, aparece. Cuando vas ganando un poco con dicha operación y dudas si cerrar antes de que el precio se dé la vuelta, vuelve a aparecer. Cuando vas perdiendo y no sabes si dejar correr la pérdida, diciéndote que en algún momento te recuperarás,  vuelve a aparecer. Y es que son distintos los momentos y en diferentes circunstancias, pero todas las sensaciones radican en el mismo sitio… nuestra mente.

Seguramente os sonará esto que os estoy diciendo, y a día de hoy aunque tengáis un perfecto plan de trading, una estrategia testeada lo suficiente, y sepáis que a largo plazo es ganadora y con esperanza matemática positiva, hay muchos momentos en los que el factor psicólogo os presiona a abrir o cerrar la operación, o a entrar en el mercado no siendo el momento ideal, de forma impulsiva.

Vuelve a repetirse cuando llevamos una racha de operaciones perdedoras y vemos esa posible entrada de nuevo y dudamos si hacerla.  O por el contrario, cuando llevamos una buena racha y en vez de entrar con un 2% de la cuenta, entramos con un 4 o un 5% porque tenemos tanta confianza en el sistema que creemos firmemente que ganará siempre y no nos vamos a equivocar.

Y es que, aunque no queramos prestarle atención, aunque nos repitan una y otra vez que los sentimientos no deben afectar a nuestra estrategia, el Psicotrading es fundamental y una parte muy importante de nuestra operativa, y el que diga que no, se engaña.  Sí, somos personas, y por nuestra condición humana cuando tenemos que tomar una decisión ya sea en segundos, minutos o en cualquier plazo de tiempo, nos cuesta dar el paso. Pues imaginaos si la decisión que vamos a tomar afecta a nuestro bolsillo y podemos ganar o perder dinero.

De ahí que en muchos sitios hayáis leído que en esta profesión, más del 80% de la gente que se inicia quiebra su cuenta en poco menos de un año. Aunque en este aspecto entren en juego muchos factores como el sistema que tengamos, la experiencia, el apalancamiento, etc., uno de los pilares básicos del trading y que la mayoría de la gente obvia, es el Psicotrading.

 

Pero, ¿por qué nos afecta tanto el aspecto psicológico en nuestras decisiones y sobre todo a la hora de hacer trading?

La respuesta es muy simple. La sociedad en que vivimos nos ha enseñado, desde que somos muy pequeños, que la palabra fracaso no existe, que hay que ser el primero en todo y llegar a lo más alto en la mayoría de las actividades que realicemos. Nuestra mente ha recibido un bombardeo continuo de este pensamiento. Ya desde muy pequeños tenemos que sacar las mejores notas para ser unos buenos estudiantes, tenemos que tener el mejor currículum para acceder a los mejores trabajos, y por supuesto el que fracasa es marginado.

Extrapolando esta idea al trading, se nos han enseñado desde que nacemos a no fracasar y que tenemos que ser los mejores, ¿cómo va a estar nuestra mente tranquila si en varias operaciones ya hemos perdido?  Pues bien, este pensamiento nos lleva a no ser objetivos en nuestra operativa, a dudar si entrar cuando se da la oportunidad que teníamos prevista en nuestro sistema. Lo mismo para salir de una operación ganadora; todavía no hemos llegado a nuestro objetivo pero el miedo a fracasar otra vez nos invade y salimos de esa operación. Y qué me decís de cuando movemos nuestro stop y aumentamos las pérdidas…efectivamente, el miedo a fracasar.

Por todo ello, si queremos comenzar en el trading, o mejorar nuestra operativa llegando a ser rentables a largo plazo, sólo nos queda una alternativa, conocernos. Debemos cambiar nuestra manera de pensar.

Por supuesto que habrá ocasiones que fracasemos, por supuesto que habrá rachas perdedoras y, por supuesto, el miedo y el aspecto psicológico nos afectarán.  Pero debemos cambiar el chip, hay que desaprender para comenzar de cero, conocernos a nosotros mismos y entrenar el aspecto psicológico porque es la única manera de llegar a la consistencia.

En estos artículos descubriremos los distintos estados por los que un trader pasa y a los que se debe enfrentar. Desde mi experiencia os mostraré cómo he ido afrontando los diferentes obstáculos que se me han ido presentando en este difícil camino hacia la tan ansiada consistencia. Ello no significa que sean los mejores caminos, pero a mí me ha funcionado y, ¿por qué no?, pueden darte otra visión si tú te encuentras con ellos.

 

No será fácil, pero como bien dijo Roosevelt, “en la vida hay algo peor que el fracaso: el no haber intentado nada”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies